Noticias

Salud e Interés General

Conociendo a las arritmias cardíacas

¿Qué es una arritmia?
La arritmia es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) o del ritmo cardíaco.  El corazón puede latir demasiado rápido, muy lento o de manera irregular.  Es una alteración del ritmo cardíaco.  Los latidos del corazón ocurren como consecuencia de impulsos eléctricos que posibilitan que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada y rítmica, además de estar sincronizados.

¿Por qué puede producirse una arritmia?
Pueden producirse por alteraciones en la generación del impulso eléctrico cardíaco o también en la forma de conducción de ese impulso, y así resulta en aumento o reducción de la frecuencia cardíaca.

¿Cómo se arriba al diagnóstico?
Para hacer el diagnóstico es necesario comprobar que existe una alteración en la actividad eléctrica cardíaca.  Eso se puede probar realizando un Electrocardiograma (EEC).  La desventaja del EEC es que solo registra la actividad eléctrica cardíaca en el momento en que se está realizando y, por lo tanto, solo nos muestra las posibles arritmias momentáneas.  Por ello existen otros estudios que se le indican al paciente, como el Electrocardiograma Holter, que registra la actividad eléctrica cardíaca duran-te un período más prolongado; pueden ser 24 hs. o más, según la indicación del médico.  Cuando existe la sospecha de que la arritmia está vinculada al esfuerzo físico se puede indicar justamente un estudio denominado “prueba de esfuerzo”.  Y además de todas estas opciones diagnósticas, puede estudiarse en profundidad el sistema de conducción cardíaco e intentar reproducir las arritmias mediante la introducción de catéteres que ingresan por el sistema venoso hasta el corazón y permiten registrar la actividad eléctrica cardíaca, y estimular al corazón para reproducir las arritmias.

A esas arritmias se las clasifica en:
 - Bradiarritmias o arritmias lentas
 - Taquiarritmias o arritmias rápidas

 

Una vez detectado puntualmente el problema ¿cuál sería el tratamiento?
El tratamiento siempre dependerá del tipo de arritmia, de su causa y también de las características propias del paciente. Para las Bradiarritmias se hace necesario en primer lugar descartar la presencia de alteraciones extra-cardíacas como causales. Puede ser indicada la colocación de un marcapasos, que es un dispositivo capaz de generar estímulos eléctricos, que se ubica bajo la piel, puede ser programado de manera externa y conducir a esos estímulos hacia las cavidades cardíacas por medio de cables que llegan a ellas.  En el caso de las Taquiarritmias, en primer lugar es muy importante tratar los factores que predisponen a ellos o que las agrava.  Una vez resueltas estas instancias, el manejo es generalmente mediante fármacos que pueden usarse para controlar la arritmia, reduciendo la frecuencia cardíaca, incluso para hacer desaparecer el problema y prevenir nuevos episodios.  En ocasiones puede requerirse una cardioversión eléctrica, que es un procedimiento que se realiza con sedación del paciente y consiste en la administración de un choque eléctrico para intentar revertir la arritmia.

 

¿De qué se trata específicamente el estudio electrofisiológico?

 Es un estudio que, además de permitir realizar el diagnóstico del tipo de arritmia, permite tratar algunas de ellas mediante una ablación por radiofre-cuencia, consistente en aplicar corrientes eléctricas que producen pequeñas quemaduras, anulando las zonas responsables de las arritmias.

 

Más información:

Servicio de Cardiología SAP
Teléfono directo: (0343) 4200288

Volver